LUIS OPDERBECK

Organizador de Eventos Emprendedor Socio Director en IMAGINIO

«Los centros comerciales y supermercados encuentran en esta tecnología un aliado más para las estrategias de marketing», dice. La gran cadena americana de almacenes Macy’s ya ha experimentado con estos sensores. Sus clientes, con la app Shopkick, han podido conseguir de manera personalizada descuentos, premios, recomendaciones u ofertas. «El comercio, si pone los sensores en las carros de la compra, puede saber qué recorrido hace el cliente, en qué estanterías se ha quedado más tiempo, los pasillos más visitados y, de este modo, por ejemplo, mejorar la colocación de productos», añade. En España una de las pioneras en probarlo es la cadena Condisy en el resto del mundo, por ejemplo, Carrefour o County Martket.